Cuida tu piel

Las estrías son la consecuencia de lesiones que se producen en la parte más profunda de la piel, cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen. Aparecen más frecuentemente en vientre, senos, muslos, cara interna de los brazos, abdomen y caderas.         

            El comienzo de las estrías se caracteriza por la aparición de líneas rojizas muy finas y ligeramente elevadas que con el tiempo se transforman en líneas más gruesas. Pronto se deprimen y adquieren un tono violeta, que con los años se vuelve blanquecino y desaparece el vello de la piel sobre ellas.  Son irreversibles, de manera que es muy importante prevenirlas. Para ello es aconsejable:  

          

            • Hidratar: cuanto más elástica es la piel menos posibilidades hay de desarrollar estrías, por eso es importante la hidratación frecuente de las zonas más propensas a las estrías dando un masaje suave con cremas corporales hidratantes o específicas antiestrías para aumentar la circulación (dos veces al día).

            •  Beber dos litros de agua al día.                      

            •  Intentar controlar el peso, no aumentar de peso bruscamente, por lo que es fundamental una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

 

CUIDADO DE LA PIEL CON CELULITIS

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo de la piel. Su manifestación más inmediata es la acumulación de grasa en diversas zonas del cuerpo, sobre todo en los glúteos, muslos y piernas. Para prevenir este problema podemos seguir los siguientes consejos:

             

  • Dieta: llevar una dieta sana y equilibrada: reducir la sal, no abusar de las comidas excesivamente grasas, ni de los dulces.
  • Hidratación: beber abundante agua.                         
  • Los masajes favorecen la circulación sanguínea, realice movimientos circulares ascendentes empezando por los pies hasta los muslos.                         
  • Ejercicio físico diario.                         
  • No es recomendable permanecer de pie o sentado durante mucho tiempo. Si tiene que estar de pie es mejor caminar, aunque sea tramos cortos. Si trabaja sentado, camine al menos una vez por hora, o levante y baje los talones periódicamente para activar la circulación de sus piernas.                         
  • Evite la ropa ajustada, vestirse cómodocon prendas amplias y ligeras 
  • Para favorecer la circulación es recomendable terminar el baño o ducha con un chorro de agua fría. No se recomiendan los baños excesivamente calientes.                         
  • Hidratación de la piel con cremas hidratantes corporales o bien cremas anticelulíticas.