Cáncer suprarrenal

El cáncer de la corteza suprarrenal es una neoplasia poco frecuente con una incidencia de 0.5-2 casos/millón de habitantes/año. Se trata de  de un cáncer más frecuente en mujeres.

 

¿QUÉ SON LAS GLÁNDULAS SUPRARRENALES?

Las glándulas suprarrenales están situadas en el polo superior de cada riñón. Estas glándulas producen hormonas imprescindibles para la vida, incluyendo las hormonas sexuales y el cortisol, que ayuda a responder ante el estrés.

Los tumores también pueden causar trastornos de las glándulas suprarrenales.

rinon_2.jpg

 

TUMORES O MASAS ADRENALES:

Los tumores de la glándula suprarrenal unilaterales son comunes. Se clasifican en función de su actividad en funcionales o silenciosos; y como benignos o malignos.

La mayoría de los tumores adrenocorticales son adenomas benignos no funcionales que se descubren incidentalmente en estudios de imagen abdominal (incidentalomas).

Otros son, adenomas benignos secretores de hormonas que causan el Síndrome de Cushing, hiperaldosteronismo primario, o menos frecuentemente virilización.

Los carcinomas de la corteza suprarrenal son tumores raros, a menudo agresivos que pueden ser funcionales y causar el síndrome de Cushing y/o virilización y se presentan como una masa abdominal o un hallazgo incidental.

Los feocromocitomas son tumores secretores de catecolaminas que surgen de las células cromafines de la médula adrenal. Pueden ser benignos o malignos.

 

INCIDENTALOMAS:

La mayoría de tumores suprarrenales se descubren como un hallazgo incidental en pruebas de imagen abdominal. Aunque la mayoría de los incidentalomas son no funcionales, hasta un 15% pueden llegar a ser funcionales, secretando la mayoría pequeñas cantidades de cortisol provocando un Síndrome de Cushing subclínico. Careciendo muchos de estos pacientes de los estigmas habituales del síndrome de Cushing aunque pueden tener uno o más de los efectos de la secreción de cortisol-ACTH, incluyendo la hipertensión, la diabetes, y una alta inicidencia de fracturas vertebrales.

 

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS:

Aproximadamente el 10% de los casos de síndrome de Cushing son debidos a adenomas suprarrenales. Las manifestaciones clínicas de este síndrome son las siguientes:

  • Aumento de peso en cara, cuello, espalda o vientre.
  • Piel delgada que se rompe fácilmente.
  • Las personas también pueden tener estrías rojo-púrpura.
  • En las mujeres, periodos menstruales ausentes o irregulares.
  • Crecimiento de vello en zonas atípicas, acné o piel grasa.
  • Debilidad muscular en los brazos o en las piernas, por ejemplo  pueden tener problemas para levantarse de una silla.
  • Osteoporosis, mayor fragilidad ósea, más riesgo de fracturas.
  • Predisposición a la intolerancia a la glucosa o aparición de diabetes.
  • Problemas de tensión arterial y mayor tendencia a otras enfermedades cardiovasculares.
  • Cambios en el estado de ánimo, como sentirse deprimido, preocupado o enojado.
  • Más riesgo de infecciones.
  • Más riesgo de formación de trombos venosos.

 

TRATAMIENTO:

  • Todos los pacientes con feocromocitoma  deben someterse a una intervención quirúrgica porque el feocromocitoma no tratado puede resultar en complicaciones cardiovasculares.
  • El carcinoma suprarrenal es un tumor raro, pero con frecuencia puede resultar agresivo. La resección quirúrgica  completa es el único tratamiento potencialmente curativo para el carcinoma de la corteza suprarrenal. Antes de proceder a una cirugía, todos los pacientes deben someterse a una evaluación hormonal para ver la actividad secretora del tumor e identificar aquellos tumores productores de cortisol. La cirugía debe ser realizada en un centro de referencia especializado por equipos de    cirujanos con experiencia específica para evitar la resección incompleta o complicaciones que se asocian con un mal pronóstico. Se recomienda el uso de mitotano como adyuvante a la cirugía, habiéndose utilizado como tratamiento primario en enfermedad no resecable, como tratamiento después de la cirugía o como tratamiento de las recurrencias, solo o en combinación con otros agentes citotóxicos.
  • Los pacientes con adenomas productores de aldosterona se les debe ofrecer cirugía para curar el exceso de aldosterona.

Para incidentalomas con una apariencia benigna en la imagen y menores a 4 centímetros se recomienda seguimiento con prueba de imagen a los 6 meses para reevaluar su posible malignidad.

¿Qué es el Cáncer suprarrenal?

Los carcinomas suprarrenales ocurren cuando las células normales que conforman las glándulas adrenales se transforman en células anormales y crecen y actúan fuera del control normal. Las glándulas suprarrenales son pequeños órganos que se sitúan en la parte superior de cada riñón.

¿Cuáles son los síntomas del Cáncer adrenal?

Algunas personas con carcinoma suprarrenal no presentan síntomas, y la patología se descubre después de pruebas de imagen hechas por otra razón.

 

Cuándo las masas adrenales causan síntomas los hacen de diferentes maneras en función del aumento de hormonas que produzcan. Pudiendo causar síntomas como: aumento de peso, debilidad muscular, dificultad para dormir, voz profunda y aumento del vello (fundamentalmente en la cara en mujeres). Otros síntomas que pueden dar no dependen de las hormonas que secretan, como pueden ser dolor abdominal o pérdida de peso o apetito.

¿Existe una prueba para detectar el cáncer adrenal?

Sí . Las pruebas para el cáncer adrenal incluyen generalmente:

  • Análisis de sangre y orina para medir los niveles de diferentes hormonas.
  • Pruebas de imagen: como tomografía computarizada (TAC) o resonancia magnética (RMN)

¿Qué es la estadificación de un cáncer?

La estadificación del cáncer es una manera de clasificación que usan los médicos para saber si el cáncer se ha diseminado más allá de las capas de tejido dónde comenzó. El tratamiento dependerá de la estadificación.

¿Cómo se trata el Cáncer adrenal?

La mayoría de las personas con carcinoma adrenal son tratadas con cirugía para extirpar el tumor.

Después de la cirugía los pacientes pueden recibir otros tratamientos como son la quimioterapia y la radioterapia utilizadas para destruir células cancerosas.